Todo Piscinas

Los peloides son agentes físicos semilíquidos, formados por una mezcla de sustancias orgánicas o inorgánicas resultantes de procesos biológicos y geológicos y agua mineral, agua del mar o agua de lago salado. Son usados como agentes terapéuticos para tratamientos locales o generales.

Los peloides se obtienen dejando sedimentar la mezcla, almacenándose hasta que se transforman en agente terapéutico por acción del agua minero-medicinal.

Se pueden aplicar de manera local o general, a una temperatura de entre 38 y 45ºC, durante 15 y 20 minutos.

Tipos de peloides

A continuación se describen los peloides más usados habitualmente en los tratamientos:

  • Fangos o lodos: mezcla de un componente sólido arcilloso y otro líquido, agua de tipo sulfatada, sulfurada y clorurada.
  • Turbas: en este caso el elemento sólido son residuos vegetales en distinta concentración y arcilla (hasta el 40% del total de la mezcla). El componente líquido es agua natural o del mar. Se debe esterilizar la turba antes de su uso.
  • Limos: el elemento sólido es la arcilla, sílice o calizas y el líquido es agua de mar o lago salado. Se debe tener preparada la mezcla antes de su uso.
  • Biogleas: los componentes sólidos son algas y el componente liquido es agua sulfurada. Son de un color amarillo-verdoso y su consistencia es gelatinosa.
  • Parafina: agente físico semilíquido de color blanquecino con un punto de fusión de 52ª C, lo que hace que mantenga su calor mucho tiempo.
  • Parafangos: mezcla de parafina con peloides de tipo fango de origen volcánico. Su punto de fusión es muy alto, para no quemar al paciente se deben enfriar.
  • Arena: es un componente sólido. La manera más común de usarla es mediante un baño total. El paciente se introduce totalmente excepto la cabeza en arena caliente (entre 40 y 45º C), durante 30 minutos. Con ello se logra una gran sudoración.
  • Envolturas secas: agente físico sólido. La aplicación puede ser local o general, poniendo una sábana caliente sobre la piel, con tiempos de duración elevados.
  • Termóferos: con este nombre se denominan todos los cuerpos sólidos que previamente calentados se utilizan con fines terapéuticos, por ejemplo las bolsas de agua, ladrillos, piedras...
  • Aire seco: componente gaseoso. Se usa tanto en tratamientos generales o locales. En las primeras, los baños de aire caliente, se hacen en habitaciones cerradas, donde la temperatura del aire va ascendiendo desde 40º C a 60º C, con una de 25 a 60 minutos. En los tratamientos locales se utiliza unas cajas o envolturas donde se introduce la zona a tratar. También se puede aplicar mediante chorros sobre la zona de tratamiento.
  • Vapor de agua: agente gaseoso. Se utiliza en aplicaciones generales en forma de saunas, baño turco o ruso o en aplicaciones locales, con una temperatura de 38 o 40ºC.
  • Infrarrojos: ondas producidas por lámparas de radiación de energía infrarroja. Son aplicaciones locales, cuya intensidad dependera del paciente. Se tiene que aplicar a una distancia de entre 25 y 20 cm, durante10 y 30 minutos. Aumentan la temperatura de la zona, produciendo hiperemia y vasodilatación, teniendo una acción analgésica. Está indicado en procesos dolorosos medios o crónicos y patología circulatoria. Este tipo de aplicación es exotérmica.
  • Diaterma: técnica de electroterapia de alta frecuencia producida por un condensador que genera ondas amortiguadoras. Estás tienen un efecto térmico que va a aumenta la temperatura del tejido profundo, vasodilatación e incremento del flujo sanguíneo. Este tipo de aplicación es endotérmica.

 

Empresas destacadas

¿Quieres anunciarte aquí?